Las monedas del Metaverso se presenta como el futuro revolucionario de Internet. Un nuevo concepto de espacio y tiempo creado especialmente para la práctica de la interconexión masiva de usuarios a nivel internacional con características de realidad virtual.

El objetivo principal de la idea surge a partir de la necesidad de sumergir la experiencia personal cibernética en algo aún más grande, casi como una vida paralela en la cual los seres humanos podrían realizar actividades de la vida cotidiana y otras opciones a modo de Alter Ego.

El espacio virtual está convirtiéndose en un nuevo campo virgen de explotación de riquezas a futuro.

En él se piensa que las personas podrán mantener conversaciones, asistir a clases, brindar servicios, trabajar, realizar compras, asistir a conciertos y muchas otras actividades que hasta el día de hoy se mantienen en un halo de misterio por falta de desarrollo.

Las posibilidades son amplias y todas las grandes empresas del mundo físico están atentas a los nuevos cambios para realizar sus inversiones.

Teniendo en cuenta el amplio espectro de posibilidades laborales, sociales y comerciales que podría ser llevado a cabo en este nuevo universo la economía real puede volcarse también a este nuevo espacio creando su propio alter Ego.

De esta manera se piensa que habrá una fuerte capitalización de bienes cibernéticos que traerán como consecuencia el inevitable empoderamiento de las monedas virtuales  tanto en el mundo real como en el metaverso.

Cuáles son las monedas más prometedoras en metaverso

criptomonedas en el metaverso

WILD

Si bien esta es una moneda que aún se encuentra en fase de desarrollo, Wilder World (mejor conocida como WILD) se ha gestado sobre la cadena de bloques de Ethereum.

Con ella se piensa  favorecer la compra y venta de inmuebles digitales.

Su funcionamiento se sustenta sobre las bases del mercado NFT, gracias al cual producciones digitales pueden ser acuñados en una cadena blockchain.

La cotización de la moneda en su etapa primeriza ronda los 3 dólares con noventa centavos.

Chromia

CHR, las siglas para la moneda Chromia, posee su propia cadena de bloques conciliable con la cadena de Ethereum.

Está pensada para la utilización en aplicaciones descentralizadas y además apuesta fuerte a permitir la generación de otras nuevas.

Una de las principales motivaciones de la creación de esta moneda han sido las altas tasas que se cobran por el gas Ethereum.

Ya existen algunos juegos relativamente populares que funcionan con esta criptomoneda como sustento.

Su cotización es menor a un dólar y mueve un capital total cercano a los 450 millones de dólares.

CEEK

Como una gran parte de sus similares, esta cripto basa su funcionamiento en la blockchain de Ethereum.

A su vez, existe una plataforma llamada VR o CEEK VR cuya funcionalidad está orientada al servicio de reproducción de música en vivo o de promoción de la misma.

Ha cobrado un relevante destaque gracias al apoyo de varios artistas del ámbito de la música.

Como tal, el proyecto le permite a los músicos y oyentes toda una serie de opciones interesantes que va desde la creación personalizada de productos para la venta, puesta en marcha de un sitio para generar conciertos virtuales, ganancia de tokens y otros servicios de relevancia.

La cotización en este período de tiempo ronda algo menos de tres cuartos de dólar, pero su capitalización global supera los 500 millones de dólares estadounidenses.

WAX

Si estás pensando lo bueno que sería la no existencia de comisiones por transacciones en la blockchain, entonces WAX surge como una respuesta a tus sueños.

Este proyecto toma origen como token de algunos juegos descentralizados de renombre y para la compra y venta de NFT.

La cotización actual de la moneda ronda los cincuenta centavos de dólar con una capitalización global de más de 900 millones de dólares.

El futuro de la economía monetaria del Metaverso

Al parecer con la creación de esta nueva experiencia para el usuario de internet se traerá aparejada una nueva posibilidad de realidades.

Las mismas recrearán en forma cibernética muchos aspectos de la vida cotidiana y real. Por tal motivo, la economía del futuro parece estar ligada a la realidad virtual.

Con tal advenimiento solo le resta a la población prepararse para los años venideros y esperar el momento para lo que podría significar, una de las mayores posibilidades de progreso de los últimos años.